Seamos Semilla en el mundo




Querida Familia de Descubriendo el Siglo XXIUno de los elementos fundamentales en nuestras celebraciones semanales de la Eucaristía lo es el escuchar y meditar fragmentos de la Palabra de Dios. Muchas veces no tenemos tiempo de escucharlos con calma. Deseamos tener ese tiempo necesario para que la Palabra viva de Dios penetre nuestras vidas. Necesitamos escuchar a Dios. Esa es una de las razones que nos lleva a poner en nuestra página las lecturas correspondientes tanto de cada domingo del año como de ciertas fiestas importantes de nuestro calendario litúrgico. Esperemos que este nuevo servicio de difusión de la Palabra de Dios sea de su agrado y, sobre todo, les ayude a escuchar a Dios que nos habla a través de su Palabra.

Apóyanos con tu donación

Palabra de Dios

Palabra de Dios

Tuesday, February 13, 2018

18 de Febrero de 2018- B

Domingo 1º de Cuaresma
PRIMERA LECTURA
Génesis 9,8-15
El pacto de Dios con Noé salvado del diluvio
Dios dijo a Noé y a sus hijos: 
"Yo hago un pacto con vosotros y con vuestros descendientes, con todos los animales que os acompañaron: aves, ganado y fieras; con todos los que salieron del arca y ahora viven en la tierra. 
Hago un pacto con vosotros: el diluvio no volverá a destruir la vida, ni habrá otro diluvio que devaste la tierra." 
Y Dios añadió: "Ésta es la señal del pacto que hago con vosotros y con todo lo que vive con vosotros, para todas las edades: pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra.
Cuando traiga nubes sobre la tierra, aparecerá en las nubes el arco, y recordaré mi pacto con vosotros y con todos los animales, y el diluvio no volverá a destruir los vivientes."
PALABRA DE DIOS
Salmo responsorial: 24 
Tus sendas, Señor, son mi misericordia y lealtad para los que guardan tu alianza.
Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad;  enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R.
Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas. Acuérdate de mí con misericordia,  por tu bondad, Señor. R.
El Señor es bueno y es recto,  y enseña el camino a los pecadores;  hace caminar a los humildes con rectitud, / enseña su camino a los humildes. R.
SEGUNDA LECTURA
1Pedro 3,18-22
Actualmente os salva el bautismo
Queridos hermanos: Cristo murió por los pecados una vez para siempre: el inocente por los culpables, para conduciros a Dios. 
Como era hombre, lo mataron; pero, como poseía el Espíritu, fue devuelto a la vida. 
Con este Espíritu, fue a proclamar su mensaje a los espíritus encarcelados que en un tiempo habían sido rebeldes, cuando la paciencia de Dios aguardaba en tiempos de Noé, mientras se construía el arca, en la que unos pocos -ocho personas- se salvaron cruzando las aguas. 
Aquello fue un símbolo del bautismo que actualmente os salva: que no consiste en limpiar una suciedad corporal, sino en impetrar de Dios una conciencia pura, por la resurrección de Jesucristo, que llegó al cielo, se le sometieron ángeles, autoridades y poderes, y está a la derecha de Dios.
PALABRA DE DIOS

SANTO EVANGELIO
Marcos 1,12-15
Se dejaba tentar por Satanás, y los ángeles le servían
En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto.
Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían.
Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio."
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778


Monday, February 12, 2018

¿Quieres vivir la Cuaresma?

No seas sordo a la Palabra de Dios.
Procura asistir todos los días a la Eucaristía.
Si, te resulta difícil, procura cada día leer un momento la Palabra de Dios.
No pienses que, en todo, llevas la razón.
La conversión exige un cambio de corazón, de mente, de actitudes: humildad.
Reza un poco más.
La meditación es saludable e, incluso, necesaria para el ajetreo que llevamos.
¿Cuánto hace que no te has retirado en un silencio prolongado en el interior de una iglesia?
Confiésate.
Uno, desde dentro, no puede ver la fachada de su propia casa.
El sacramento de la reconciliación te hará ver la grandeza que Dios ha puesto en ti y la fragilidad que, sin querer o queriendo, existe en ti.
Haz una obra de caridad. 
No caviles con los que están en la distancia.
A veces, el ayudar a los que nos quedan lejos, se puede convertir en válvula de escape para no comprometernos con los que tenemos cerca. Ama a la Iglesia. 
Nunca como hoy necesita de cristianos y de católicos que arrimen el hombro. Recuerda la palabra de Jesús: “Rema mar adentro”. Tus manos son necesarias. Defiende con pasión y con convencimiento tus motivaciones religiosas. Si almuerzas, en el trabajo, o comes en un restaurante ¿sabes que puedes dar testimonio de lo que eres? ¿Cómo? Guardando vigilia: una imagen o un gesto vale más que mil palabras! Vive con más austeridad estos cuarenta días. Márcate un pequeño programa para que, la Cuaresma, deje en ti pozo abundante. No caigas en la tentación de pensar “lo de la Cuaresma es una tontería”. Cuando no tenemos razones o no queremos entrar por un camino, buscamos mil excusas. ¿Jesús no se merece un acompañamiento especial camino del Calvario? ¡Piénsalo! Si estás enojado con alguien, no lo dudes, pide perdón. Si no te lo aceptan tu habrás cumplido y, el peso de la conciencia, no residirá tanto en ti cuanto en aquellos que no ejercieron la misericordia contigo. ¡Te sentirás muy bien! ¿Tienes rencor contra alguien? ¿Estás decepcionado con alguien por algo? ¡Olvídalo! Da un paso hacia adelante. Si Dios, siendo como somos, nos perdona. ¿Cómo no vamos a ofrecer en la misma medida, el perdón y la comprensión a los que nos rodean? Manifiesta públicamente tu fe. 
Promueve, con signos y palabras, lo que dices creer. Invita a alguien a la Eucaristía. Incluso, si llega la hora del Ángelus, rézalo. Tal vez te miren… lograrás, entre otras cosas, ser diferente. 
¡Serás bienaventurado! No dejes de acudir cada domingo a la Eucaristía. 
Sin ella, a muchos cristianos, les ocurre lo mismo que aquel beduino: “pasaba por una fuente y, mirándola, no quise beber; más adelante exhausto y sin fuerzas…. me di cuenta de lo necio que fui por haber despreciado aquel manantial de agua fresca” 
¡Feliz Cuaresma 2017!


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Sunday, February 11, 2018

Miércoles 14 de Febrero de 2018-B

Miércoles de Ceniza
PRIMERA LECTURA
Joel 2,12-18
Rasgad los corazones y no las vestiduras.
"Ahora -oráculo del Señor- convertíos a mí de todo 
corazón con ayuno, con llanto, con luto. 
Rasgad los corazones y no las vestiduras; convertíos al Señor, Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad; y se arrepiente de las amenazas." 
Quizá se arrepienta y nos deje todavía su bendición, 
la ofrenda, la libación para el Señor, vuestro Dios.
Tocad la trompeta en Sión, proclamad el ayuno,
convocad la reunión. 
Congregad al pueblo, santificad la 
asamblea, reunid a los ancianos.
Congregad a muchachos y niños de pecho. 
Salga el esposo de la alcoba, 
la esposa del tálamo. 
Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, 
¿Dónde está su Dios? 
El Señor tenga celos por su tierra, y perdone
y digan: "Perdona, Señor, a tu pueblo; no entregues tu heredad al oprobio, no la dominen los gentiles; no se diga entre las naciones:
a su pueblo."
PALABRA DE DIOS
Salmo responsorial: 50
Misericordia, Señor: hemos pecado.
Misericordia, Dios mío, por tu bondad, 
 por tu inmensa compasión borra mi culpa; 
 lava del todo mi delito,  limpia mi pecado. R.
Pues yo reconozco mi culpa,  tengo siempre
presente mi pecado:  contra ti, contra ti sólo pequé,
cometí la maldad que aborreces. R.
Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
 renuévame por dentro con espíritu firme;
 no me arrojes lejos de tu rostro,
 no me quites tu santo espíritu. R.
Devuélveme la alegría de tu salvación,  afiánzame con
espíritu generoso.
Señor, me abrirás los labios, 
 y mi boca proclamará tu alabanza. R.
SEGUNDA LECTURA
2Corintios 5,20-6,2
Reconciliaos con Dios: ahora es tiempo favorable
Hermanos: Nosotros actuamos como enviados de Cristo, 
y es como si Dios mismo os exhortara por nuestro medio.
En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios. 
Al que no había pecado Dios lo hizo expiación por nuestro 
pecado, para que nosotros, unidos a él, 
recibamos la justificación de Dios. 
Secundando su obra, os exhortamos a no echar en saco roto la gracia de Dios, porque él dice: 
"En tiempo favorable te escuché, en día de salvación vine en tu ayuda"; 
pues mirad, ahora es tiempo favorable, ahora es día de salvación.
PALABRA DE DIOS
SANTO EVANGELIO
Mateo 6,1-6.16-18
Tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 
"Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los 
hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no 
tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. 
Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la 
trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas
y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres;
 os aseguro que ya han recibido su paga. 
Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa
tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna
quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará.
Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente.
Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, cuando vayas a rezar, entra 
en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, 
y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará.
Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que 
desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan.
Os aseguro que ya han recibido su paga.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara,
 para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; 
y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará."
 PALABRA DEL SEÑOR




Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778