Seamos Semilla en el mundo




Querida Familia de Descubriendo el Siglo XXIUno de los elementos fundamentales en nuestras celebraciones semanales de la Eucaristía lo es el escuchar y meditar fragmentos de la Palabra de Dios. Muchas veces no tenemos tiempo de escucharlos con calma. Deseamos tener ese tiempo necesario para que la Palabra viva de Dios penetre nuestras vidas. Necesitamos escuchar a Dios. Esa es una de las razones que nos lleva a poner en nuestra página las lecturas correspondientes tanto de cada domingo del año como de ciertas fiestas importantes de nuestro calendario litúrgico. Esperemos que este nuevo servicio de difusión de la Palabra de Dios sea de su agrado y, sobre todo, les ayude a escuchar a Dios que nos habla a través de su Palabra.

Apóyanos con tu donación

Palabra de Dios

Palabra de Dios

Tuesday, August 14, 2018

19 de Agosto de 2018-B

20º domingo de tiempo ordinario
PRIMERA LECTURA
Proverbios 9,1-6
Comed de mi pan y bebed el vino que he mezclado
La sabiduría se ha construido su casa plantando siete columnas, ha preparado el banquete, mezclado el vino y puesto la mesa; ha despachado a sus criados para que lo anuncien en los puntos que dominan la ciudad: "Los inexpertos que vengan aquí, quiero hablar a los faltos de juicio: "Venid a comer de mi pan y a beber el vino que he mezclado; dejad la inexperiencia y viviréis, seguid el camino de la prudencia.""
PALABRA DE DIOS
Salmo responsorial: 33
Gustad y ved qué bueno es el Señor.
Bendigo al Señor en todo momento,  su alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en el Señor:  que los humildes lo escuchen y se alegren. R.
Todos sus santos, temed al Señor,  porque nada les falta a los que le temen;  los ricos empobrecen y pasan hambre,  los que buscan al Señor no carecen de nada. R.
Venid, hijos, escuchadme:  os instruiré en el temor del Señor;  ¿hay alguien que ame la vida  y desee días de prosperidad? R.
Guarda tu lengua del mal,  tus labios de la falsedad;  apártate del mal, obra el bien, busca la paz y corre tras ella. R.
SEGUNDA LECTURA
Efesios 5,15-20
Daos cuenta de lo que el Señor quiere
Hermanos: Fijaos bien cómo andáis; no seáis insensatos, sino sensatos, aprovechando la ocasión, porque vienen días malos. 
Por eso, no estéis aturdidos, daos cuenta de lo que el Señor quiere. 
No os emborrachéis con vino, que lleva al libertinaje, sino dejaos llenar del Espíritu. 
Recitad, alternando, salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y tocad con toda el alma para el Señor. Dad siempre gracias a Dios Padre por todo, en nombre de nuestro Señor Jesucristo. PALABRA DE DIOS
SANTO EVANGELIO
Juan 6,51-58
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. 
Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo." 
Disputaban los judíos entre sí: "¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?" Entonces Jesús les dijo: "Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 
El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. 
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. 
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. 
El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí. 
Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que como este pan vivirá para siempre."
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Monday, August 13, 2018

La Asunción Agosto 15-2018-B

La Asunción de la Vírgen
Misa del Día
PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DEL APOCALIPSIS 11,19a; 12, 1.3-6a.10ab


Se abrió en el cielo el santuario de Dios y en su santuario apareció el arca de su alianza. 
Después apareció una figura portentosa en el cielo: Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal, coronada con doce estrellas. 
Apareció otra señal en el cielo: Un enorme dragón rojo, con siete cabezas y doce cuernos y siete diademas en las cabezas. 
Con la cola barrió del cielo un tercio de las estrellas, arrojándolas a la tierra. 
El dragón esta enfrente de la mujer que iba a dar a luz, dispuesto a tragarse al niño en cuanto naciera. 
Dio a luz un varón, destinado a gobernar con vara de hierro a los pueblos. 
Arrebataron al niño y lo llevaron junto al trono de Dios. 
La mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar reservado por Dios. 
Se oyó una gran voz en el cielo:
-- Ahora se estableció la salud y el poderío, y el reinado de nuestro Dios, y la potestad de su Cristo.

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL
SALMO 44

R.- DE PIE A TU DERECHA ESTÁ LA REINA, ENJOYADA CON ORO DE OFIR.


Hijas de reyes salen a tu encuentrode pie a tu derecha está la reina,enjoyada con oro de Ofir.- R.-
Escucha, hija, mira: inclina el oído,olvida tu pueblo y la casa paterna;prendado está el rey de tu belleza:póstrate ante él, que él es tu señor.- R.-
Las traen entre alegría y algazara,van entrando en el palacio real. - R.

SEGUNDA LECTURA
LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS
CORINTIOS 15, 20-27a


Hermanos:
Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos.
Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección. 
Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida.
Pero cada uno en su puesto: primero Cristo, como primicia; después, cuando él vuelva, todos los que son de Cristo; después los últimos, cuando Cristo devuelva a Dios Padre su reino, una vez aniquilado todo principado, poder y fuerza.
Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies.
El último aniquilado será la muerte. Porque Dios ha sometido todo bajo sus pies.

Palabra de Dios

ALELUYA

María ha sido llevada al cielo, se alegra el ejército de los ángeles.

SANTO EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 39, 56



En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. 
Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito:

--¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! 
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?
En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.
Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.
María dijo:

--Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. 
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. 
Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia --como lo había prometido a nuestros padres-- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa.

Palabra del Señor


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778


Tuesday, August 7, 2018

12 de Agosto de 2018- B

19º domingo de tiempo ordinario
PRIMERA LECTURA
1Reyes 19,4-8
Con la fuerza de aquel alimento, caminó hasta el monte de Dios
En aquellos días, Elías continuó por el desierto una jornada de camino, y, al final, se sentó bajo una retama y se deseó la muerte: "¡Basta, Señor! ¡Quítame la vida, que yo no valgo más que mis padres!"  
Se echó bajo la remata y se durmió. 
De pronto un ángel lo tocó y le dijo: "¡Levántate, come!" 
Miró Elías, y vio a su cabecera un pan cocido sobre piedras y un jarro de agua. 
Comió, bebió y se volvió a echar. 
Pero el ángel del Señor le volvió a tocar y le dijo: "¡Levántate, come!, que el camino es superior a tus fuerzas." 
Elías se levantó, comió y bebió, y, con la fuerza de aquel alimento, caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta el Horeb, el monte de Dios.
PALABRA DE DIOS
Salmo responsorial: 33
Gustad y ved qué bueno es el Señor.
Bendigo al Señor en todo momento,  su alabanza está siempre en mi boca;  mi alma se gloría en el Señor:  que los humildes lo escuchen y se alegren. R.
Proclamad conmigo la grandeza del Señor,  ensalcemos juntos su nombre. Yo consulté al Señor, y me respondió,  me libró de todas mis ansias. R.
Contempladlo, y quedaréis radiantes,  vuestro rostro no se avergonzará. 
Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha  y lo salva de sus angustias. R.
El ángel del Señor acampa  en torno a sus fieles y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor,  dichoso el que se acoge a él. R.
SEGUNDA LECTURA
Efesios 4,30-5,2
Vivid en el amor como Cristo
Hermanos: No pongáis triste al Espíritu Santo de Dios con que él os ha marcado para el día de la liberación final. 
Desterrad de vosotros la amargura, la ira, los enfados e insultos y toda la maldad. 
Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo. 
Sed imitadores de Dios, como hijos queridos, y vivid en el amor como Cristo os amó y se entregó por nosotros a Dios como oblación y víctima de suave olor. 
PALABRA DE DIOS
SANTO EVANGELIO
Juan 6,41-51
Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo
En aquel tiempo, los judíos criticaban a Jesús porque había dicho: "Yo soy el pan bajado del cielo", y decían: "No es éste Jesús, el hijo de José? ¿No conocemos a su padre y a su madre? ¿Cómo dice ahora que ha bajado del cielo?" 
Jesús tomó la palabra y les dijo: "No critiquéis. Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. 
Y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: "Serán todos discípulos de Dios." 
Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí. 
No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que procede de Dios: ése ha visto al Padre. Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. 
Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. 
Yo soy el pan de vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. 
Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo."


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778